Soluciones a la pérdida de cabello

By | 25 mayo, 2017

Existen soluciones para la pérdida de cabello pero hay que diferenciar entre pérdida de cabello momentánea y permanente. Por ejemplo, algunas personas acusan una caída de cabello mayor durante la primavera o el otoño. Esto es porque sus defensas bajan durante los cambios de estación y debido a la falta de vitaminas el pelo se debilita y cae.

Pero la raíz del pelo continúa activa, así que tan solo hay que darle al cuerpo esas vitaminas que faltan, ya sea a través de pastillas o de lociones. Así, el cabello vuelve a brotar y en poco tiempo no habrá señal de ese problema puntual.

El estrés y algunos medicamentos también pueden hacer que el pelo caiga. Incluso pueden causar aparición de pequeñas calvas. En algunos casos estas calvas son solo temporales porque la raíz no se ha visto dañada y con tratamiento, todo vuelve a la normalidad.

Pérdida de cabello permanente

Pero una cosa muy diferente es cuando se produce una pérdida de cabello permanente. Se trata de los casos en los que la raíz sufre tal daño que desaparece y, por tanto, el cabello no puede regenerarse.

En estos casos no valen de nada las vitaminas ni las lociones capilares ya que estas no pueden hacer que brote pelo donde no hay una raíz. Estaríamos ante un problema de alopecia que puede tener muchas causas aunque la mayoría son hormonales o genéticas.

Cuando alguien sufre una alopecia permanente escuchará que no hay nada que hacer para solucionar su problema, pero no es cierto. Hay soluciones, si bien son diferentes a las de la pérdida de cabello temporal.

Microinjertos capilares

Los microinjertos capilares son la única manera de recuperar el pelo que se ha perdido permanentemente. Con esta técnica se extrae pelo de la nuca de la persona para colocarlo en aquellas zonas en las que lo necesita.

Como se realiza folículo a folículo solo un pinchazo es necesario y aunque durante unos días se ve la marca, no queda cicatriz. Tampoco existe rechazo y el aspecto del pelo es totalmente natural. El único problema es que se trata de una técnica cara.

No obstante hay alternativas, como la que nos presenta MyBodyMoon, una empresa que ofrece la posibilidad de viajar a Turquía para realizarse microinjertos de cabello, aprovechando que allí los precios son mucho más baratos y la calidad de clínicas y profesionales a la altura de los mejores.